INICIO
 
 
Seguir a ovnisalta
en Twitter
 
 
Casos recientes

Casos históricos

Otros investigadores

 
TRADUCTOR
Seleccionar idioma
para traducir
 
 
 
Links interesantes

Estamos buscando la desclasificación de los archivos oficiales sobre casos ovni
 
 
 
 
 
 

Ellos están aquí
 
 
 
 
Agradezco el apoyo de
 

 

 

 

Ubiquemos  primero el lugar:

Salta es una provincia de la República Argentina, país ubicado al sur de América del Sur.

La Provincia de Salta está situada en la región noroeste del país, entre los 22º y 26º 23' de latitud Sur y los 62º 21' y 68º 23' de longitud Oeste

Internamente limita al Norte con la provincia de Jujuy, al Sur con Catamarca, Tucumán y Santiago del Estero; y al Este con Formosa y Chaco.

Limita además con el Norte de Chile hacia el Oeste, el Sur de Bolivia por el Norte y Paraguay hacia Noreste.

La provincia de Salta se encuentra ubicada en el NorOeste argentino, y como su territorio es amplio cuenta con gran variedad de climas y paisajes.

 

División política de Salta

 

Un poco de clima y geografía:

Vamos a conocer un poco algunos detalle de clima, vegetación y regiones geográficas, muy someramente y en forma sencilla, sólo para darnos una idea de cómo es la provincia, y cómo para saber las características de las zonas en que han ocurrido algunos casos de los que hablamos en esta web.

Salta cuenta con variedad de ecosistemas, lo cual se debe a la distribución distinta de las precipitaciones y las características del relieve. Tenemos cordones montañosos (sierras subandinas y cordillera oriental), que actúan como barrera para las masas de aire húmedo provenientes del este, como consecuencia, tendremos zonas más húmedas de mayor vegetación en general, en la zona Este de la provincia, y clima seco y escasa vegetación en la zona Oeste.

Veamos la división en zonas fitogeográficas de la provincia en forma muy resumida:

Dominio amazónico
Comprende:

  • Selva de Transicilón

  • Selva Montana

  • Bosques Montanos

Dominio Chaqueño
Comprende:

  • Distrito del Chaco Occidental

  • Distrito del Chaco Serrano

  • Provincia de la Prepuna

  • Provincia del Monte

Dominio Andino Patagónico
Comprende

  • Provincia Puneña

Valle de Lerma
Esta es la zona mas densamente poblada, donde además se encuentra la capital de la provincia, por lo cual la vegetación y la geografía han sido muy modificadas por acción del hombre.

Regiones fitogeográficas

La clasificacion fitogeográfica incluída a la izquierda se basa en estudios de
Zapater de Del Castillo, M. A
., 1985. "Esquema Fitogeográfico de la Provincia de Salta".


Región del Dominio Amazónico: tiene distintos distritos, pero en general estamos hablando de zonas de vegetación y precipitaciones abundantes, gran biodiversidad, grandes árboles cargados de musgos y plantas epífitas, helechos, orquídeas. Aquí encontramos las Yungas, tan amenazadas ultimamente por la depredación.

Región del dominio chaqueño: cubre una parte muy extensa de la provincia de Salta, con menos precipitaciones (500 mm por año), casi exclusivamente en verano, con temperaturas estivales altas que pueden llegar hasta los 50ºC, y variaciones térmicas diarias que le dan la característica de semiaridez a la zona. En la vegetación podemos destacar árboles de madera dura como el quebracho, algarrobo, etc. (que fueron explotados indiscriminadamente durante tantos años).

La Prepuna y el monte: (En realidad forman parte del Dominio Chaqueño, pero lo he resaltado aparte simplemente por la riqueza de casos ocurridos en los últimos tiempos en esa zona), corresponde a laderas y quebradas secas de la Cordillera Oriental, alturas entre los 2,500 y 3,400 sobre el nivel del mar. Escasas precipitaciones (150 - 200 anuales). Abundan plantas xerófilas (adaptadas a la sequía), las cactáceas, especies rastreras y los churquis (unos arbolitos llenos de espinas muy molestos). Clima cálido y seco con gran amplitud térmica entre el día y la  noche.

Provincia Puneña: la definiremos como una altiplanicie, ubicada a mas de 3.000 mts. sobre el nivel del mar. Limitada hacia el Oeste por la Cordillera de los Andes, y hacia el Este por la Cordillera Oriental. Precipitaciones entre los 100 y 200 mm anuales, hay zonas de extensos salares. El suelo está seco la mayor parte del año, quebrándose y disgregándose.
  La vegetación es baja y escasa, de raíces profundas para soportar los grandes vientos y buscar humedad en lo profundo. Esta es la zona donde habitan la llama y la vicuña, esos simpáticos animalitos que aparecen en los afiches turísticos.

Volver arriba

 

Un poco de historia:

Previo a la llegada de los españoles, habitaban en la zona de Salta distintas tribus indígenas, por un lado, hacia el Oeste, la region había sido conquistada por los Incas, y formaba parte del imperio inca, parte del antiguo camino del inca, que se distribuía por toda sudamérica, aún persiste en Salta, hoy forma parte de la ruta que conduce a Cachi, en un trayecto cuyo nombre es Recta de Tin Tin.


La recta de Tin Tin forma parte del camino que lleva a Cachi, ciudad Salteña conocida por la cantidad de casos interesantes ocurridos en los últimos tiempos.

Este tramo de camino formaba parte del "Camino del Inca", que recorría toda Sudamérica y comunicaba todas las ciudades del imperio, el cual era recorrido por los "chasquis", que llevaban comunicados importantes de una ciudad a otra.

El resto de la región de Salta estaba habitado por otras tribus indígenas, como los Tonocoté-Lule-Videla, al Oeste, los Calchaquíes o Diaguitas en la zona central y en lo que hoy se denominan los "Valles Calchaquíes", y los Matacos o Wichis en la zona del Chaco salteño, a orillas del Rio Bermejo (la zona fitogeográfica del Dominio Chaqueño).

La cuidad de Salta fué fundada el 16 de abril de 1582 por Hernando de Lerma, quien le puso el nombre de Ciudad de Salta en el Valle de Lerma, a orillas del río Arenales. El propósito era crear una población más en el camino entre Santiago del Estero y el Perú que ofreciera defensa y apoyo.

Nota: Santiago del Estero, ubicada al sur de Salta, es una de las ciudades mas antiguas en lo que es actualmente territorio argentino, y mantenía fluído comercio y comunicaciones con el Perú.

De este modo, y aprovechando las vías de comunicación que usaban los aborígenes, trató de establecer una red de circulación de hombres, animales, mercancías y noticias que comunicarían con Potosí (hoy Bolivia), y más lejos aún con el puerto El Callao (Perú) y Buenos Aires (hoy Argentina).

Poco tiempo después se cambió el nombre a la ciudad por San Felipe de Lerma en el valle de Salta (qué nombre más largo!!, Felipe era en honor al rey de España, Lerma, por supuesto, por el fundador), Salta, que por suerte es lo único que quedó de ese tan rimbombante nombre, fue originada en un vocablo de los aborígenes de la zona, que a decir verdad, nadie puede terminar de decidir qué significa, según algunos, significa, en lengua quechua "lugar lindo para asentarse", según otros, deriva del nombre de una tribu que había por la zona: "sahta"; otros dicen que cuando Diego de Almagro se dirigía a Chile, en el momento de cruzar el río Arias (que atravieza la ciudad de Salta), los expedicionarios exclamaban en idioma aimará ¡Sagta, Sagta!! (que en español significa hermoso), y por último, también dicen que, al cruzar el río Arias, los expedicionarios se gritaban entre si -"salta, salta, que sino te hundes"-. Sea cual sea el orígen, lo importante es que el nobre que le quedó a la ciudad es SALTA, y a la que los turistas que la visitan bautizaron "la linda", por algo será.....

Continuando con un poquito de historia, podemos considerar que Salta, desde aquellas épocas en adelante, comenzó a crecer, muy pero muy lentamente, y reción en el siglo XVIII comenzó la construcción a mayor escala de edificios, muchos de los cuales aún persisten y son objeto de luchas de muchos ciudadanos que tratan de preservarlos frente al avance de las construcciones modernas, que poco a poco le van quitando el aire colonial a la ciudad.

Casa colonial

Esta es una antigua casa de la época de la colonia ubicada en pleno centro de la ciudad de Salta. Con el típico color verde oscuro para puertas y ventanas, puertas esquineras y balcones techados donde siempre lucían plantas floridas.
  Hoy funciona como museo y la ciudad se encarga de mantenerla en condiciones.

Volver arriba

Sigamos con esta breve historia: Salta fue creciendo y afincándose durante la colonia porque era una ciudad de paso al Alto Perú, y era una pintoresca ciudad del Virreynato del Río de la Plata. Pero las cosas no iban a seguir tranquilas, en el siglo XIX decidimos dar nuestro grito de libertad, cansados ya de que la Madre Patria nos tuviera de hijos, y así comenzó una serie de luchas para lograr nuestra independencia, y la bonita Salta no quedó al margen de ellas.

Fueron muchas las batallas que se libraron en tierras americanas para deshacernos del rey, la reina, los príncipes y toda la realeza, y entre ellas, la batalla de Salta, importante batalla de las guerras de independencia que fué dirigida por el General Belgrano, uno de los héroes más ejemplares que tuvimos, humilde como sólo los grandes pueden ser, generoso hasta quedar en la pobreza, valiente como pocos, y creador de nuestra bandera celeste y blanca.

La Batalla de Salta se libró el 20 de febrero de 1813, venciendo las tropas de la Independencia a las realistas comandadas por el general Pío Tristán. Y fué tan grande y generoso nuestro querido Belgrano, que acordó que al día siguiente, los soldados realistas salieran de la ciudad con los honores de la guerra, que rindan armas y entreguen los pertrechos de guerra, debiendo jurar (desde el general Tristán hasta el último tambor), no volver a tomar armas contra las Provincias Unidas. Belgrano devolvería todos los prisioneros esperando igual actitud de los realistas. Y fué tan ejemplar su actitud, que para dispensar a Tristán de la humillación de entregarle personalmente su espada, lo abrazó ante los presentes (porqué no existirán hoy héroes como Belgrano).

Para quien tenga interés en saber más detalles de la Batalla de Salta y de historia salteña aquí va un link muy bueno

http://www.portaldesalta.gov.ar/indegeohistoria-ind.htm


Gral Güemes

Pero además de esta heroica batalla, no puedo dejar de mencionar a nuestro héroe local, el General Martín Miguel de Güemes, salteño, hijo de un funcionario español de la Intendencia de Salta, que estando en Buenos Aires participó del rechazo a las invasiones inglesas, y de regreso a Salta fué destinado a la frontera. Participó en la Batalla de Salta junto a Manuel Belgrano.


Uno de los "infernales" de Güemes

Güemes tenía un ejército de gauchos llamados "Los Infernales", que fueron valientes defensores de las fronteras, y fueron ellos quienes rechazaron siete intentos de invasión.

En 1815 fué nombrado Gobernador de Salta (tenía 30 años), hubo un intento de deponerlo en 1820 mientras estaba en el Alto Perú, pero al presentarse él con 600 lanceros gauchos, acabaron con la intentona, recuperó el mando y el pueblo lo repuso.

Finalmente,, el 7 de junio de 1821, fué herido mortalmente por fuerzas realistas, esto ocurrió en plena ciudad de Salta, al salir de la casa de su hermana Macacha Güemes. Sus hombres lo ayudaron y

 cabalgó hasta la Quebrada de la Horqueta, cerca de la Finca La Cruz, donde había vivido, lugar que queda a unos 45 kms. de la ciudad de Salta, y finalmente murió allí el 17 de junio, agonizó durante diez días, cabalgando herido y pasando así para siempre a la historia y al corazón de los salteños.

 

camino a finca La Cruz partiendo desde La Pedrera
Vista del paisaje del camino a finca La Cruz, partiendo desde Salta hacia el Este, el camino va por medio de cerros.
Unos pocos kilómetros más allá de la finca se encuentra el lugar donde murió Güemes, aún hoy está en medio del campo, pero allí se erigió un monumento en su honor, y los salteños, en la víspera de su muerte, el 17 de junio, hacen guardia de honor en su memoria abrigados con el tradicional poncho salteño y también hacen fogones en torno a los cuales se cantan canciones folklóricas y se toma mate cebado.

Imágen de uno de los gauchos "Infernales" haciendo guardia frente a un monumento dedicado a Güemes

Volver arriba

Hoy en día, los salteños nos sentimos orgullosos de nuestro héroe local y de sus valientes gauchos, y en honor a ellos, en la entrada a la ciudad hay una escultura que los representa.

Imágen de gauchos a la entrada de Salta
Imágen de los Gauchos de Güemes que recibe a los visitantes a la entrada de la Ciudad de Salta.
Monumento al General Martín Miguel de Güemes
Monumento al General Martín Miguel de Güemes, ubicado al pié del Cerro San Bernardo en la Ciudad de Salta.
Guardia de gauchos frente al Monumento a Güemes Gauchos

A la izquierda, Gauchos haciendo guardia en el Monumento a Güemes, con sus tradicionales ponchos salteños y las banderas argentina y salteña.

Arriba, clásica imágen de gauchos a caballo en el campo, siempre acompañados de sus fieles perros.

Volver arriba

 

Algunas Leyendas:

Abundan las leyendas y mitos en Salta, muchos ellos extendidos a todo el  noroeste argentino, aquí va una pequeña muestra de los mas conocidos.

 

    El Coquena    

 

Esta es una de las leyendas mas queridas y atesorada por los salteños, quizás porque este duendecillo es benévolo y discreto, quizás porque don Juan Carlos Dávalos, ilustre poeta salteño le dedicara una poesía.  

Es un pequeño duende que vive en la puna, protector de las llamas y vicuñas. Un enanito misterioso que defiende a los animales de las crueldades humanas. Dicen los campesinos que es pequeño, lleva un poncho de vicuña, sombrero aludo y ojotas.

Desde las alturas contempla a sus bestias sin ser visto, y sólo se escucha su silbido en medio de las soledades de la puna, con el cual llama a los animales cuando hay peligro.

Se cuenta que gracias a su protección, todos le temen y no matan a las vicuñas para utilizar su pelo, prefieren cortar suavemente el vellón. Tampoco maltratan a los animales cuando bajan los cerros cargados de sal.

Cuentan historias en que, justiciero, Coquena ha quitado las llamas a quien las maltrataba, y ha premiado a los buenos pastores que, en medio de tormentas de nieve y viento blanco, han salvado a su hato de cabras en plena borrasca.

Nuestro querido poeta, Juan Carlos Dávalos, escribió una poesía dedicada al Coquena: 

COQUENA                 

Cazando vicuñas anduve en los cerros 
Heridas de bala se escaparon dos.
-No caces vicuñas con armas de fuego;
Coquena se enoja- , me dijo un pastor.

-¿Porqué no pillarlas a la usanza vieja,
cercando la hoyada con hilo punzó?
-¿Para qué matarlas, si sólo codicias
para tus vestidos el fino vellón?

 - No caces vicuñas con armas de fuego,
Coquena se venga, - te lo digo yo
¿No viste en las mansas pupilas obscuras
brillar la serena mirada del dios ?


 - ¿Tú viste a Coquena ? -  Yo nunca lo vide,
pero si mi agüelo, - repuso el pastor ;
una vez oíle silbar solamente
y en unos tolares, como a la oración.

 Coquena es enano ; de vicuña lleva
sombrero, escarpines, casaca y calzón,
gasta diminutas ojotas de duende,
y diz que es de cholo la cara del dios.

 De todo ganado que pase en los cerros
Coquena es oculto, celoso pastor ;
Si ves a lo lejos moverse las tropas,
es porque invisible las arrea el dios.

 Y es él quien se roba de noche las llamas
cuando con exceso las carga el patrón.

fuente: http://www.portaldesalta.gov.ar/coquena.htm

Volver arriba

 

El duende

Es otra historia muy arraigada en la tradición salteña. Cuentan los campesinos que se trata de un pequeño ser, que también usa un sobrero grande y aludo, que suele aparecer en horas de la siesta.

Dice la leyenda que es un niño que murió sin ser bautizado y vaga buscando otros niños para jugar, a quienes a veces se lleva para que le hagan compañía, por eso es que siempre los padres, para hacer que los niños duerman la siesta les dicen que si no lo hacen vendrá el duende y los llevará (son historias que todos los salteños, de niños hemos escuchado de nuestros mayores que, cansados de nuestra energía, nos amenazaban con la visita del "duende" si no nos íbamos a dormir, y así les permitíamos a ellos descansar).

Dice también la leyenda que tiene una mano de lana y otra de hierro, y que suele preguntar con cual elige uno que le pegue, como por lógica, siempre elegiremos la de lana, no importa qué se le responda, siempre pegaría con la de hierro.

Aquí les dejo, como un regalo especial, una descripción del duende, hecha por uno de los narradores de historias mas preciados que tuvimos en Salta, nuestro querido César Perdiguero, que en su programa radial "Cochereando en el recuerdo", siempre contaba historias de nuestra Salta de antaño, siempre empezaba su programa con la frase "-de noche, a veces..."- y luego comenzaba su relato, para terminarlo invariablemente con la pregunta -"churo ¿no?"- (que en nuestro hablar salteño significa, "estuvo bueno, ¿verdad?"). Muy salteño, muy nuestro, muy querido, y muy añorado por los que tuvimos el gusto de disfrutar de su programa hace ya tiempo atrás.

 

Volver arriba

 

   El ucumar   

Es un ser con apariencia de hombre petiso y panzón.  Tiene el cuerpo todo cubierto de pelos con manos y pies muy grandes. Se dice que posee una fuerza extraordinaria y que sus gruñidos ensordecen. Se lo ha visto en la zona de pedemonte, por lo que se piensa que vive en cuevas de las montañas.

En Salta, se intentó ubicar a los ucumari conocidos como los únicos osos de Sudamérica, que habitaron, según se cree, hace miles de años. Tenían un collar blanco y todas las características de los úrsidos europeos o de Norteamérica. También se cree que el oso de anteojos, difundido en parte de América del Sur pudo haber sido el inspirador de este particular ser mitológico.

El Dr. Manuel Lizondo Borda, en su Estudio de las, Voces Tucumanas, (Derivadas del Quichua), explica así este vocablo: "Llamábase así a un hombre casi bestial, feo, peludo, que vivía en los montes tucumanos, hace varios anos, y que ocupó mucho la atención pública hasta que fue preso por las autoridades: Se le atribuían raptos de muchachas. (Con este nombre se asustaba a los chicos, para quienes significaba algo así como el monstruo)".

Ucumar: es voz quichua y aymara y significa en ambos idiomas: Oso.

 

 

      Los amantes del Bermejo     

 

En las tierras que recorre el río Bermejo siempre habitaron dos tribus que eran enemigas: los tobas y los matacos.

Durante una de sus tantas guerras, la hija del cacique toba fué capturada por los matacos y hecha prisionera. Pero ocurrió que, una vez llevada con los matacos, se enamoró del hijo del cacique mataco.

Nació un amor entre ambos jóvenes que fue mal visto, tanto por tobas como por matacos.

El cacique mataco exigió a los jóvenes que renunciaran a su amos, pero ante la negativa de los mismos, se pensó en un castigo ejemplar: serían sacrificados, se les arrancaría a ambos sus corazones y serían tirados al río.

Se realizó la ceremonia al mediodía, y al entregar los corazones de los jóvenes al agua, el río se tiñó de color sangre para siempre, de allí su nombre. Asustados por este hecho, los indios quemaron los corazones, que flotaban siempre juntos en el río, pero en el lugar en que los mismos fueron quemados, creció un un arbolito desconocido, el letanetá, que entre sus verdes hojas mostraba dos flores rojas, una al lado de la otra, formando un corazón.

A la sombra de este árbol, y mecida por las aguas del río que encontró su nombre, nació la amistad entre tobas y matacos, que hasta hoy luchan por sobrevivir en el monte.

Volver arriba