-


LOS JESUITAS EN SALTA

Relato y fotos por Juan Oscar Wayar (2015)


   

Bueno hoy les traigo unas fotos e historias grandiosas. Muy pocas personas vieron las fotos que les voy a mostrar, son ineditas en toda la web.

Las mismas pertenecen a las Ruinas Jesuitas que existen aun hoy en día en Salta y que están cubiertas por la selva y han sido estudiadas muy pocas veces.

          

La Ruinas de las antiguas Misiones de San Juan Bautista de Valbuena y San Esteban de Miraflores nos llevan atrás en el tiempo a 1708 cuando en una expedición al Gran Chaco que organizó Esteban de Urízar, entonces gobernador español del Tucumán, decide emprender una campaña militar con la intención de dar una pronta solución a la cuestión del Chaco, cuyos belicosos habitantes atacaban frecuentemente las ciudades de los españoles. En esta empresa, llevó consigo a los Padres Jesuitas Francisco Guevara, Baltazar de Tejada, Joaquín Yegros y Antonio Macheni.

Fruto de esta expedición se fundaron las reducciones de Balbuena en 1711 que se desempeñaba en la reducción de indígenas Lules, Isistinés y Toquisrineses; la de Miraflores al oeste de la anterior en 1714, luego las de Macapillo, San Nicolás de Ortega y otras de menor importancia, dependiendo todas del Colegio de Salta. En 1715, se funda la misión de la Inmaculada Concepción. Todas estas misiones cobijaron a los indios mocobíes, malbalaes, ojotas, chunupíes, vilelas, tobas, isistinés y de otras naciones originales. En ellas los Jesuitas junto a estos pueblos convivieron en relativa paz y los padres evangelizaron en gran medida a estas naciones.

La Reducción de San Juan Bautista de Valbuena (la de las fotos) contaba con una Iglesia, sacristía y 11 cuartos en los que estaban las habitaciones de los padres y almacenes. En ella floreció la carpintería, la herrería, y funciono una jabonería. También supo albergar una cantidad enorme de ganado unas 11.000 cabezas de vacunos.

Se trató de aprovechar la recolección de cera y miel, actividad que provocaba la continua salida de los Lules de la reducción. La estrategia produjo grandes réditos, el misionero Vicente Oleína informó: -"..en el pueblo de Balbuena, los dos o tres primeros años de su fundación, recogieron los indios seis u ocho mil libras de cera por año"-.

Luego de la expulsión de los Jesuitas las reducciones no fueron abandonadas inmediatamente y todos sus bienes he instalaciones fueron a parar en manos de los franciscanos. Pero al pasar los años todas empezaron a decaer. Ya para 1796 las tierras de la reducción de Valbuena fueron rematadas y solo quedaban 12 indios en ella que fueron trasladados a la de Miraflores, que también seguiría igual suerte.

Ya entrado los años subsiguiente a la Independencia no habitaba nadie estas misiones jesuíticas por lo que quedaron el olvido por siglos, hasta finales del los años 90 cuando sus ruinas fueron redescubiertas por investigadores del Conicet. Junto a las fotos les dejo una parte del mapa realizado en 1733 por uno de los fundadores el Padre Macheni en el vemos las reducciones de Salta y hasta la ubicación de la ciudad de Esteco.

Sección de mapa elaborado en 1733 por el Padre Macheni. Reducciones de Salta y ciudad de Esteco

 

El mismo mapa anterior, en su tamaño completo

 En épocas pasadas desde Balbuena que dista a unos 45 km, del Galpón se realizaban desde las ruinas de la iglesia procesiones en honor a San Francisco Solano que vivo en esas tierras y las evangelizo. Luego se perdió esa tradición pasando esta devoción a la reducción llamada la Misión a 3 km del centro Galponense desde donde al día de hoy llega la procesión del Santo.

 


 

Fotos de las ruinas
 

Volver arriba

Las Ruinas Jesuitas de Salta Parte II

Las Ruinas de San Esteban de Miraflores que fue la mas grande y prospera de todas las que hubo en Salta.

            
    Campanario y Torre de la Reducción de
San Esteban de Miraflores - El Galpon
 es foto única y forma parte del patrimonio
desconocido por muchos Salteños
 

Fundada a instancias del Antonio Machoni que se desempeñaba en la reducción San Juan Bautista de Balbuena y buscaba un sitio mejor para la misión. En Miraflores -a orillas del Río Juramento- había muchos arroyos, abundante pasto para ganados, madera y piedra de cal para los edificios, salinas, mucha miel y caza. Por lo que en 1715 funda la reducción en esas tierras a unos 16 km del pueblo del Galpon y a unas 36 leguas al sudeste de la ciudad de Salta.

A ella supieron llegar muchos músicos y los indios Lules que la componían estaban bastantes más “civilizados” y evangelizados que los de otras reducciones.

Miraflores tenia una Iglesia una de las mas importantes en toda la frontera del Chaco, contaba con un altar bellamente dispuesto con un retablo mayor dorado con ocho nichos y altares colaterales. Poseía un pulpito en madera tallada y dos confesionarios pintados de óleo dorado. En su entrada se encontraban dos pilas de agua bendita una de madera y la otra de plata pura. También estaba equipada con un órgano y el coro tenia 2 violines grandes y 6 pequeños. Cuatro campanas en su alto campanario llamaban a la congregación. Aun costado del templo se encontraba la sacristía y los 7 cuartos para los jesuitas y el almacén. Por ultimo se encontraban el refectorio y la cocina dando así una comodidad única para lo que existía en esa región. Contaba así mismo con una gran biblioteca con más de 800 libros entre ellos algunos en legua Lule, Guarini, Quechua, Latín y Frances. Todos estos datos y mas bellamente expuestos por el padre Lozano en su ensayo la Descripción del Chaco.

La producción de herrería, tejido y el molino no solo producían para abastecer todo la comunidad de Miraflores sino que también sobraba para enviar consumos al colegio de Salta y para comercializar con todos los mercados locales y regionales. Poseian 12.000 cabezas de ganado, 300 bueyes y carretas de transporte, el jabón y la harina era lo que mas se exportaba a la ciudad de Salta.

Los documentos de nacimientos, casamientos y defunciones nos dan un testimonio de la inmensa actividad que tenia esta reducción que con el tiempo fue llamada Pueblo. Con la desaparición de los Jesuitas esta misión termino por decaer y a comienzos del 1800 todas estas tierras fueron vendidas a la familia Ortega. Hoy en día las ruinas que se conservan son partes de paredes de adobe y afloramientos de cimientos, partes de una torre de ladrillos de unos 9 metros de alto. Entre el la vegetación tupidas se logra ver aun hoy algunas cruces del campo santo. Los cazadores de Tesoros depredaron mucho el lugar y los temblores hicieron lo suyo también aunque no pudieron con algunas construcciones tales como el muro perimetral y algunas murallas. También en sus alrededores se ven vestigios de las antiguas minas de cobre las más grandes de la región.

Si todo esto y más fuera preservado podría convertirse en una veta turística para todo el norte. Lamentablemente no es así y al día todos sigue tapado por la selva y en constante deterioro.


 

RUINAS JESUITAS EN LA QUEBRADA DE LAS FLECHAS
 

Ruinas Jesuitas de Salta - Piedra Pintada Quebrada de las Flechas. 1897

El español Juan Núñez de Prado, quien partió de Potosí el año de 1549 avanzó por los Valles Calchaquíes y llegó “al Tucumanahao en el valle de Calchaquí, donde fue recibido con humanidad del cacique Tucumán, señor principal del valle.
Este lugar, Tucumanahao, se ubicaba en el sitio que hoy se conoce como Piedra Pintada. Allí estaba el mochadero o templo indígena, más célebre de toda la nación Calchaquí, que era muy venerado. Los padres misioneros Jesuitas Darío y Morelli a comienzos del 1600 quemaron los “idolos” y destruyeron los mochaderos construyendoo allí un Misión. La última Guerra Calchaquí (1657-58) llevó a su destrucción y fueron abandonadas. Los Jesuitas nunca intentaron volver a instalarse en el Valle.

Estas ruinas todavia existen pero no se si tan asi como en la foto pues pasaron mas de 120 años desde que se tomo esa foto. Hay una cruz, esto era como el logo distintivo en toda reducción. He leido que hoy en dia existe otra ya sobre una base de cemento y que esta bastante mal trecho el lugar por excavaciones de todo tipo se hicieron hasta supo cruzar por alli mismo la ruta a Cafayate con lo que esto también degradó el area.

______________________________________________________________________

Excelente artículo de Juan Oscar, al cual, simplemente me voy a atrever a agregar un mapita, que es una de mis manías, sobre todo para aquellos visitantes que no son locales y quieren tener una ubicación geográfica.

En este mapita podemos observar la ubicación de la Quebrada de las Flechas, ubicada en el km 4380 de la Ruta Nacional Nº 40, y a 260 km. de la ciudad de Salta aproximadamente.
Se extiende por 20 kms dentro de los Valles Calchaquíes, hacia el norte de San Carlos y hasta Angastaco (ver zona sombreada en el mapa)
Wikipedia: En su trayectoria, ubicada en el km 4420 de la ruta 40, se encuentra la iglesia jesuítica más antigua de todo el Valle Calchaquí la que data del año 1780. Fue restaurada en 1969 por los actuales propietarios del lugar (Finca El Carmen); hecha de adobe y techo de caña, con dos altares coloridos, la iglesia parece pender de un barranco, mirando el valle en toda su extensión. Desde el lugar, y cruzando el río, puede ingresarse entre rocas milenarias donde se encuentran vestigios arqueológicos como restos de urnas funerarias y vasija de la cultura santamariana (o cultura de Santa María), que habitó estas tierras antes de la llegada de los españoles.1

Volver arriba

Inicio

Cerrar Página